ANGEL BALLESTEROS

Alexis Grigorópulos, de 15 años, fue asesinado el 6 de diciembre de 2008 por un policía en el barrio de tradición izquierdista y anarquista de Exarjia.

Este crimen desencadenó una revuelta de miles de jóvenes que protagonizaron varios días de fuertes disturbios en todo el país, lo que puso al entonces Gobierno del conservador Kostas Karamanlís al borde de proclamar el estado de emergencia.

El policía que lo mató fue condenado a cadena perpetua en primera instancia y su juicio en apelación todavía está en curso. Desde entonces, cada aniversario de su muerte desemboca en enfrentamientos entre grupos de manifestantes y la Policía.

Anterior
Siguiente