Alvaro Barrantes

La independencia de Sudán del Sur en julio de 2011 no hizo más que atenuar los conflictos étnicos internos por el poder y el interés de grandes corporaciones y gobiernos extranjeros por las materias primas de este joven país africano.
Las matanzas, hambrunas y violaciones hacen que el número de desplazados y refugiados aumente constantemente. La falta de agua, comida, medicinas y refugio afecta de manera más acentuada a los más débiles, a los más pequeños.
Niños y niñas que a menudo compaginan los roles de hermanos y padres de los más pequeños de la familia debido a la ausencia de los padres.

Anterior
Siguiente

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!